Cable aéreo a Villamaría superó las expectativas

20 Enero 2015 Cable Aéreo, Manizales

Este mes se cumplió un año de la puesta en marcha de la estación del Cable Aéreo de Manizales que va desde los Cámbulos hasta Villamaría, un sistema de transporte público que “llegó como una bendición” al municipio caldense, aseguró el alcalde de la localidad, Jairo Antonio Valencia, y explicó que las personas pasaron de tardar entre 30 a 45 minutos en bus para llegar a la capital caldense, a 12 minutos.

Según Valencia, el éxito y la acogida de la población lo demuestran cifras como las más de 500 mil personas que se movilizaron solo en diciembre del año pasado (contando también el recorrido de las tres estaciones del cable en
Manizales) y los 196.947 que utilizaron el cable durante la pasada feria.

Esta cifra también superó la del 2014 durante dicha época, cuando 137.888 personas utilizaron este medio de transporte. Durante esos días estaba recién inaugurado el cable hasta Villamaría y el servicio fue gratuito.

“Cuando no había cable para Villamaría solo se movilizaron un millón 407 mil personas en todo el año, mientras que en un solo mes como diciembre, 500 mil”, destacó el Alcalde, y añadió que con esto también se pudo impulsar el proyecto vial para remodelar la salida del municipio, una vía que comunica con Manizales pero que genera mucho tráfico. “Mientras trabajamos en ese puente, el cable nos ayuda a que la gente se movilice más rápido”, dijo Valencia.

Por su parte, el gerente de la Asociación Cable Aéreo de Manizales Óscar Humberto González, afirmó que el tramo a
Villamaría no solo tuvo un impacto positivo porque mejoró la calidad de vida de sus habitantes, sino también porque “cumplió con las expectativas económicas”, pues pasó de dar pérdidas por más de 900 millones de pesos al año (como en el 2013), a dejar utilidades de 2.900 millones aproximadamente en el 2014.

“Además es amigable con el medio ambiente, cómodo y rápido”, señaló. Este tramo, que tuvo un costo de 27 mil 643 millones de pesos, consta de 15 cabinas con capacidad para 1.400 pasajeros.

Faltan alimentadores

El Alcalde de Villamaría afirmó que si bien ha sido de mucha ayuda la implementación de este tramo del cable aéreo, todavía falta una ruta que lleve a las personas hasta el parque principal del municipio, donde está la estación.

Valencia agregó que ya se han reunido con los mismos transportadores de buses y busetas para que sean ellos quienes puedan prestar este servicio y a cambio, obtener una ganancia de 300 o 400 pesos por cada pasaje del cable, que cuesta 1.600 pesos.

Fuente: EL TIEMPO